Desempeñar nuestro trabajo desde casa puede parecer el paraíso, y sin duda para mi lo es. No hay transportes públicos ni atascos que nos pongan de mal humor, el horario le dictas tu, las horas de trabajo son mucho más productivas, y aun que siempre trabajas más de 8 horas, lo haces sin que te cueste esfuerzo y con amor, además si quieres, puedes trabajar en PIJAMA!! Todo son ventajas 🙂

Sin embargo pueden surgir problemas y frustraciones si no sabemos organizarnos bien. Seguir una cronología de trabajo con cada cliente puede resultar difícil, tenemos a nuestro alrededor un sin fin de pequeñas tareas domesticas y distracciones varias que pueden sacarnos de nuestra concentración, descuidando así el trabajo del cliente.
Si este es tu caso, en este artículo intentare darte algunas claves para triunfar trabajando desde casa.

01. Crea tu propio espacio

La creación y reserva de un espacio definido de la casa es fundamental para desempeñar nuestro trabajo correctamente, no importa lo cutre que sea tu escritorio o tu silla mientras se encuentre es un espacio definido para ese único fin, trabajar. El elemento más importante de cualquier profesión, sobre todo en el ámbito creativo, es el espacio de trabajo. Si trabajas en un espacio de uso compartido por compañeros de piso, tu propia familia y/o niños al rededor, y piensas que poniendo un portátil en la cocina o el salón se convertirá en una oficina ya te digo de antemano que NO VA A FUNCIONAR, ni para ti, ni para las personas que viven contigo, también es su casa y tienen derecho a cocinar, ver la tele o en el caso de los niños correr y jugar.

Ni que decir tiene que el bajo rendimiento que te producirá un entorno de trabajo inadecuado, repercutirá de forma muy negativa en tu creatividad y el más perjudicado sera tu cliente el cual no contara más con tus servicios. Terminaras haciendo lo mismo para todos y tu portafolio parecerá de un único cliente, créeme lo he visto muchas veces.

En mi caso tengo una habitación de la casa de uso exclusivo para mi trabajo, en ella no hay más distracciones que las imprescindibles y salvo que me entre hambre o mis gatitos se pongan tontos, cosa que sucede más veces de las que me gustaría, siempre estoy concentrada en lo que hago.

02. Se accesible

Hay infinidad de herramientas que nos pueden facilitar mucho el trabajo si realizamos este desde casa. Dropbox, WeTransfer, TeamViewer, Skype, son algunas de las herramientas que junto con una conexión a Internet decente pueden mejorar mucho tu vida y la experiencia de tus cliente. Con Dropbox podrás compartir carpetas con tus clientes y ellos tendrán acceso al estado de su proyecto cuando quieran despejando así cualquier preocupación que le pueda surgir a tu cliente y otorgando una participación más directa en el trabajo que esta pagando. Con WeTransfer podrás enviar archivos muy grandes de forma rápida y sencilla, además la aplicación web te mandara un mail cuando el archivo haya sido descargado por tu cliente. TeamViewer te permitirá formar a tu cliente on-line o solucionar incidencias sin tener que desplazarte, la mayoría de ellos quedan impresionados con algo tan cotidiano para nosotros como la conexión remota. Skype te ayudara a mantener cierta cercanía con tus clientes, algunos necesitan vernos la cara para confiar en nosotros.

En mi caso no conozco en persona ni al 40% de mis clientes, pero eso no quiere decir que no quiera hacerlo, solo que no ha surgido la ocasión. Siempre que viajes ya sea por placer o negocios procura acordar visitas con los clientes cercanos a esa zona, incluso si el proyecto ya hace tiempo que se cerro. Mantener el contacto y demostrar que nos preocupamos por ellos es algo que nunca debemos dejar de hacer.

03. Se disciplinado

Las copias de seguridad de los equipos tienen que ser diarias, que no puedes o te da pereza, como mínimo una vez a la semana, y no valdrá con que tengas una copia, deberás tener dos, por si da la casualidad de que se alinean los planetas y casca tu disco duro y el de la copia de seguridad a la vez, no serias ni al primero ni al último que le pasa. Lamentarse a posteriori no sirve de nada. Puede que te interese contratar un servicio de copias de seguridad en la nube.

Tal vez te suene raro, pero prepararte por las mañana como si tuvieses que ir a trabajar fuera de casa, ayuda a cambiar el estado mental de “estoy en casa de relax” a “empieza la jornada de trabajo”. Yo me levanto a las 8 y mientras me preparo el desayuno, arranco los equipos, me visto y ya estoy lista. Si da la casualidad de que algún cliente quiere mantener una videoconferencia o pasarse por tu oficina, no te pillara con las legañas en los ojos y el pijama puesto, eso da muy mal rollo. Asegúrate de estar disponible en el horario laboral que te hayas estipulado.

Si un día te levantas y no tienes un proyecto abierto o estas a la espera de recibir noticias del cliente para comenzar o terminar el trabajo, no lo tomes como la escusa perfecta para sentar tu culo en el sofá a ver la tele. Aunque no te lo creas tienes una empresa que gestionar y como en cualquier negocio, siempre hay algo que hacer. Se tu propio cliente y exígete, actualiza tu web, blog, portafolio, organiza papeles, busca nuevos proveedores, capta clientes o emplea el tiempo en formación. Siempre hay cosas que hacer. Un simple cuaderno o pizarra en donde apuntar tareas pendientes, puede ayudarnos cuando no sabemos que hacer.

La disciplina en el trabajo también debe verse reflejada en la infraestructura con la que lo realizas. Tu cliente esta pagando a un profesional, no a un estudiante que hace sus pinitos desde la casa de sus padres. Antes de embarcarte en el mundo Freelance asegúrate de contar con la infraestructura necesaria, por suerte y al contrario que en otros negocios, no tendrás que invertir dinero en acondicionamiento de local, licencias y demás, pero si deberás disponer de una pequeña inversión para un buen equipo informático, monitores, servidor, tablet, tableta gráfica de dibujo y esas pequeñas cosas que nos hacen la vida más fácil a los creativos.

El principio pensaras que trabajar desde casa puede ser más caro que trabajar para otros donde te proporcionan todo el equipo, eso si tienes suerte, porque la mayoría de las empresas no actualizan su equipo informático a menos que se caiga a cachos y trabajar así es frustrante. Toda inversión que hagas para tu propio beneficio es poca y amenos que seas un afortunado, deberás plantearte el sacrificar un par de veranos de vacaciones y emplear el dinero en la mejora de tu infraestructura.

Si crees que lo más importante de tu negocio es tu creatividad y que si eso funciona todo lo demás lo hará, déjame decirte que estas equivocado, deberás prestar mucha atención y cuidado al tema administrativo. Lo sé! a mi tampoco me hace gracia, es aburrido, pero no puedes descuidar ni por un momento la gestión de tu negocio. La preparación de presupuestos, facturas, impuestos…, ahora te toca a ti hacer ese trabajo también. Afortunadamente hay herramientas de gestión de empresas muy útiles, fáciles e incluso gratuitas. Yo te recomiendo que pruebes GestorSol, es gratuita (si no actualizas a la siguiente versión que sale cada año), yo he probado FactuSol y GestorSol, este último se aproxima más a nuestro modelo de negocio, el primero esta más orientado a la venta de productos y no servicios que es lo que hacemos nosotros. Si conoces algún otro programa de gestión gratuito y quieres compartirlo con nosotros te animo a dejar un comentario.

04. Trabaja cuando sea lo mejor para ti

Hoy en día todos disponemos de un smartphone en nuestro bolsillo, sin duda una de las herramientas más importantes para cualquier freelance, te permite tener acceso a tus correos electrónicos y archivos cuando no estas en la oficina. Puede que una mañana te levantes y tu creatividad siga durmiendo, es posible que quieras aprovechar esa falta de actividad creativa en ir hacer la compra. Mientras que lleves el móvil contigo podrás responder a una llamada y decir que estas fuera de la oficina haciendo gestiones o responder a un mail rápidamente.

En mi caso hay días en los que me he levantado con el pie torcido y no hago carrera de él en todo el día y por la noche… vaya que casualidad!! me viene la inspiración y me tiro hasta la madrugada sumergida en un proyecto. Si te pasa esto, no pierdas todo el día mirando la pantalla como un zombie esperando a que te llegue la inspiración, asegúrate de tener el móvil cargado y a mano, y aprovecha el día para hacer otras tareas pendientes, en el momento que despejes tu mente las ideas fluirán.

Una advertencia, asegúrate de que tus cambios de horario no se vuelven habituales y tus clientes no se ven afectados por ello. Trata de mantener una actividad constante, ponte como objetivo un número mínimo de horas al día. De otro modo, crearas un impacto negativo sobre la actividad de tu negocio dando una imagen de persona poco profesional.

05. No te vuelvas un ermitaño

Una vez que conseguimos asentar unos buenos cimientos y tener algo de éxito trabajando desde casa, nos damos cuenta de que trabajar en un estudio, agencia o imprenta, tiene sus cosas buenas. Algo que se echa mucho de menos cuando trabajas desde casa es a los compañeros de trabajo, al pelota, al usurero que nunca paga el café, al payaso…, e incluso al jefe cabroncete. Añoro esas largas conversaciones con los compis de curro despellejando a los jefes, las comidas de Navidad, o las quedadas los viernes al salir del trabajo para celebrar cualquier tontería. La soledad llamara a tu puerta más de un día.

Por mucho que lo odiemos, los viajes al trabajo son ejercicio que ya no harás, así que procura salir de casa por lo menos una vez al día, aun que sea a tomar un café o comprar el pan. Te lo digo por experiencia, he llegado a pasar 5 días sin salir de casa apunto de volverme loca, de errores se aprende.

Todos tenemos unas horas del día en las que somos menos productivos, en mi caso, aprovecho esas horas muertas del día para hacer Yoga o salir a que me de el aire, de esta forma siento que no he desperdiciado el tiempo. Somos una especie sociable por lo tanto el contacto humano es fundamental para activar nuestra creatividad y mejorar nuestro estado de ánimo. Si bien las redes sociales nos facilitan la comunicación social pueden hacer que nos convirtamos en ermitaños, no dejes que te ocurra, trata de organizar reuniones con clientes, comer con amigos y en general trata de salir a la calle tanto como puedas y mirar más allá de la pantalla de tu ordenador.

Conclusión

Tener éxito trabajando desde casa dependerá de si eres capaz o no de tomártelo enserio, esto es un trabajo como cualquier otro y aun que no tengas que rendir cuentas con tu jefe si que deberás hacerlo con los clientes y ellos son mucho más exigentes. Los diseñadores podemos beneficiarnos de las ventajas de trabajar desde casa pudiendo crear un ambiente de trabajo personal y un horario adecuado a nuestras necesidades.

Fracasaras si no eres capaz de organizarte, ponerte metas, cerrando la puerta a los clientes o no estando disponible. Aprovecha las ventajas de la profesión que has escogido, trabaja como freelance.

Si te ha resultado interesante y de ayuda, pásate por estas otras publicaciones:

Busco trabajo en un estudio o me hago Freelance?

Consejos para Hacer que tu Negocio sea un Éxito

¿Como vender un proyecto de diseño a un cliente? Consejos

Como Mejorar la Reputación OnLine Personal y Empresarial

Gestiona eficazmente tu Página Profesional en Facebook

Suscríbete a nuestro blog para recibir nuevos contenidos todas las semanas, seras el primero en enterarte de todo, tutoriales, recursos, consejos sobre diseño gráfico y web, además no te perderás ninguna promoción de EnvatoMarket. Te fue útil esta publicación? Compártela!, gracias por visitarnos y esperamos verte pronto.